Para que una cura trabaje bien necesitas tener fe en esa cura. Es bien conocido que la mente de uno puede sanar, efectos placebos.

Con fe todo se realiza, especialmente la salud. Pero el problema es cuando le ponemos la fe a curas que no sirven. Cuando la cura nos aleja de nuestros seres amamos o que nos hacen más mal que bien. Ten cuidado a que le pongas la fe.

Analiza lo que estás usando para curarte. Te está ayudando? Te está llenando de vida? Te está aislado y alejando de lo que amas?

Leave a Reply