Cuando pequeño, tenemos una imaginación sin límites. Si nos despertamos de un sueño done estábamos volando, hacemos todo lo posible para alcanzar esa meta. Corremos, brincamos de alturas, hasta nos hacemos una capa de las cobijas para ayudarnos alcanzar el cielo.

Crecemos y la sociedad, nuestras amistades y nuestras familias empiezan a crear limitaciones a los sueños de niño. Parte de estás limitaciones son para tu seguridad pero también lo hacen para que puedas acomodarte en el puesto que quieren para ti.

Pero, que pasa si el puesto que la sociedad, tus amistades y tú familia tiene para ti no está en acuerdo con lo que tú sientes que es tu propósito. Que pasa si al tener que “acomodarte” a las limitaciones te empieza dar depresión, ansiedad y problemas de salud? No sería que lo que necesitás es tener el valor de salir del patrón de pensar en que te colocaron.

Que sueño quisieras tratar? Hay algo pequeño que puedes hacer ahora para empezar a realizar ese sueño? Que está parando te, miedo, falta de impulsó? Como te sentirás si pudieras, aunque sea un día, tratar de alcanzar ese sueño?

Para de crear límites. Lo imposibles es imposible porque así te lo imaginas, así lo creaste. El tiempo y la energía que inviertes para crear ese imposible será mejor gastado tratando de hacerlo posible. Solo se necesita un paso, el primer paso. No mereces ver el fabuloso que eres.

Convierte ese imposible en posible. Házlo por ti!

Leave a Reply