Me hace reír, como todos nos ponemos histéricos si las batería de nuestros electrónicos está acabando. Compramos aparatos para poder recargar los, hasta llegamos a lugares buscando donde podemos enchufar y asegurar que no se mueran.

Porque será que no somos así con nuestro cuerpo? Si nos enfermamos nos enojamos y ni nos damos el tiempo de quedarnos en casa a recuperar. Tenemos compromisos que son más importantes que nuestra salud. “Porque será que este cuerpo es tan flojo o Bagó!” Esperamos que este cuerpo trabaje mil veces más fuertes que los electrónicos y ni lo tratamos con el amor y el cariño de nuestro teléfono.

Tome el tiempo y siente lo que tú cuerpo te está tratando de decir. Necesitás recargar? Necesitás desestresar? Necesitás tiempo con tus amistades para reír? Aprecia lo que tú cuerpo hacer por ti, enséñale amor, lo mereces.

Leave a Reply