Algunas veces lo que nos impide realizar una meta son las mismas acciones que tomamos para realizarla. Todo en exceso causa más daño de lo que ayuda.

Cuando dos empeñamos a realizar algo en la manera que pensamos que es correcta o en el tiempo que pensamos abrimos la puerta a la negatividad. Si la meta no se realiza empezamos a atacarnos porque obviamente somos el problema. La realidad que eso es y no es cierto.

Si permitimos que las cosas que queremos hacer se realiza orgánicamente crea balance en la situación. Eso no es diciendo que te sentirás a esperar que las cosas realicen, si no que toma acciones moderadas para que todo pueda ajustarse bien y que tú manifestación funcione bien en tu vida.

Algunas veces tomar un descanso permite una reevaluación. Esa acción permite que hagas cambios que puedes hacer crecer ese sueño hasta más.

Haste el favor y descansé.

Leave a Reply