Comenzamos este fin de semana con la tarjeta central. La imagen representa a una mujer derrotada en un barco. El camino es inseguro y el agua oscura añade a la incertidumbre. Lo único  que alumbra su camino en la luna encerada. El fuego en su corazón es fuerte, el aura alrededor de su cabeza es sólida y el bastón que carga tiene una estrella que trabaja como compas. Te estarás preguntando por qué estoy describiendo la imagen. Las imágenes son relevantes para la energía de esta semana. Ha sido una semana dura, tensa y transformadora que ha dado lugar a muchas revelaciones y a la necesidad de romper viejos hábitos y patrones. Los cambios y el estrés de la semana te han dejado derrotado. Aunque decides seguir adelante, el camino no está claro.

La luna encerada indica que te estás moviendo hacia un nuevo comienzo o una sensación de integridad. Lo único que te guía a través de las tinieblas son los deseos del corazón, la conexión que tienes con tus guías y tu fuerte voluntad. En medio de grandes adversidades, cuando nos han golpeado tan fuerte que ya no podemos vivir de la misma manera, la claridad nos cae y el deseo de movernos en una nueva dirección se vuelve fuerte.

Las cartas lunares revelan que las conclusiones que necesitas están a la vuelta de la esquina. Actualmente estás en medio de un clímax, la peor parte de la tormenta. Con la meditación y
la contemplación, serás capaz de mantener la calma y encontrar el equilibrio para soportar esta tormenta.

Las dos mantras para ayudarle durante este tiempo de tormenta son…

La pérdida es mi recordatorio de que se ha hecho más espacio para recibir mejores bendiciones. 

El valor de mi vida aumenta cada vez que aprecio todo en ella.

Cuando todo lo que tenemos se derrumba a nuestros pies, es difícil ver cómo podemos empezar de nuevo. ¿Por dónde empezamos? ¿Qué debemos hacer? ¿Adónde nos dirigimos? El pánico puede
superarnos creando desesperación y malas decisiones. Recuerda, cuando algo se derrumbe es porque necesitamos más espacio para acomodar las nuevas adicciones. Aprecia lo que ha permanecido y recuerde para quien tienes que luchar. Sigue tu corazón y ten seguridad que el universo siempre te está cuidando. La ayuda universal viene en muchas formas, a veces como bendiciones en otras como lecciones. Basado en cuánto aprendes y evolucionas, el período de lecciones puede terminar permitiendo que la bendición sean reveladas.

Respira, medita y busque su centro, la ayuda que necesitas está a la vuelta de la esquina.

Les envió luz y amor…..
Zaida Velgara 

Leave a Reply